8M 2020

Año / 2020

Ese día tomamos las calles para reclamar seguridad y exigir igualdad.

Previo a un día histórico en donde las mujeres nos ausentamos de la vida pública para visibilizar nuestra importancia dentro de la sociedad y la economía del país.

 

Desde un día antes, mis hijos, mi esposo y yo hablábamos sobre la marcha. Mi hija y yo marcharíamos juntas. Sería nuestra primer marcha feminista.

 

Al llegar no pudimos evitar sentir emoción al ver a tantas mujeres, tantos pañuelos y carteles.

Yo quería salir a manifestarme por mis hijas, por mi mamá, por todas las mujeres de mi familia, por mis amigas. Pero principalmente, por las que ya no están.

 

Me surgieron un montón de preguntas. ¿Es que todas hemos sido violentadas en algún momento de nuestras vidas?

 

El recorrido fue tranquilo. Mi hija y yo gritamos, cantamos, nos abrazamos, rodeadas de muchas mujeres más. Tomé fotos, guardé silencio.

Se me hacía un nudo en la garganta.

 

Estoy segura que en todo México hicimos historia. Todas nos unimos para exigir justicia. Me quedo con la idea de que juntas, podemos hacer mucho más.